Blogia
dommon

El pez payaso

Érase una vez un pez payaso que buscaba a otro pez payaso para hacer lo que suelen hacer los peces payaso en las anémonas. Este pez contrató a una salamandra para que se encargara de buscar al pez que estaba buscando. La salamandra era experta en peces y envió un anuncio a todos los peces de la charca de que estaba buscando un pez a rayas blancas y rojas tolerante al tacto urticante de las anémonas. Llegaron centenares de correos de peces. Tantos que la salamandra tuvo que contratar a un pájaro para seleccionar algunos. El pájaro no había visto un pez en su vida y menos una anémona pero hizo lo que pudo. 

La salamandra sobre una selección de percas, jureles y rodaballos escogió 3 por su adecuación a lo que estaba buscando. Uno era rojo el otro tenía franjas y el último había sobrevivido una vez a la ingesta de anémonas. 
El pez payaso después de 8 meses de iteraciones en el proceso invitó a su anémona a un lenguado que al estar semienterrado en la arena podía sobrellevar con dolor el tacto esporádico de la anémona un día sí el otro también.

Fin

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres