Blogia
dommon

Yo y mis comprendidos gobernantes

Siempre he dicho que vivimos en una democracia representativa en varios sentidos: Por un lado, los políticos que nos representan son elegidos libremente por nosotros en las urnas y por otro lado, también nos representan por ser "uno de los nuestros". Son un conjunto muestral bastante convincente de la sociedad que los elije. Es por eso que siempre me ha parecido apropiada y por partida doble la frase de que “uno tiene los gobernantes que se merece”.

Es por ello que me hace gracia ver a la sociedad rasgarse las vestiduras por los temas de corrupción que aparecen de vez en cuando en los medios de comunicación, o con los escándalos sexuales en otras tierras aún más dislocadas que la nuestra.

Por poner un ejemplo de actualidad: Los concejales de Marbella cedieron al dinero fácil por mirar a otro lado, ni más ni menos que como haría el 85% de la población de este país con unos millones de por medio. ¿O es que quitarse de encima los plazos de la hipoteca sin tener que hacer daño a nadie salvo al medio ambiente (y digo yo que no vendrá de un chalet más o menos) no es una oferta tentadora?

Otro ejemplo: Me gustaría ver a los castigadores votantes puritanos estadounidenses con la bragueta abierta y una becaria solícita deseando poder decirle a sus nietas que le hizo la felación de su vida al presidente de los Estados Unidos. ¿No se nos hace el bueno de Bill un tanto más cercano y digno de piedad?

Por estos motivos pediría un poco de comprensión para las personas y les impondría las sanciones que manda la ley sin aspavientos ni linchamientos públicos, que ya sabemos que si se piden referencias, quedan pocos para quedar la primera piedra. Y vayamos pensando mientras en leyes, calmo el ánimo y decidida la voluntad para crear entre todos leyes que nos protejan de nosotros mismos.

  • No es bueno que alguien amase dinero a espuertas mientras tiene la más leve relación con el poder público y no se disparen todas las alarmas.

  • No es bueno que alguien condenado por irregularidades en la promoción inmobiliaria pueda decidir el futuro inmobiliario de España desde un cargo público.

  • No es bueno la Junta de Andalucía, la Generalitat o el mismo Gobierno no actúe de oficio cuando hay zonas negras de España que huelen a podrido y está en boca de todos.
Por desgracia, el gobierno desde los Césares de Roma nos tienen tomada la medida y lo ha tenido siempre muy claro: "Pan y circo". Y yo añadiría que unos cuantos cabezas de turco que a poder ser susciten envidia de la mala para que sean desgarrados por el populacho. Naturaleza humana.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres