Blogia
dommon

Libertad malentendida

Libertad malentendida

No estoy deacuerdo en las manifestaciones de los dibujantes de la revista el jueves de que sienten mermada su libertad de expresión por la multa impuesta en relación al dibujo de portada del príncipe pasándose por la piedra a la princesa. Su libertad acaba donde empieza la del principe y al igual que todos, tiene derecho a que no se le ridiculice o beje públicamente con el único motivo de hacer dinero a su costa. Puede ser divertido pero no es justo.

 

Es un ejemplo más de mal uso de la palabra libertad. Libres si pero no para cualquier cosa ni a toda costa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres