Blogia
dommon

El mito: Parte 4

Ahora cuando Dios juega al escondite y hace de ti y de mi, lo hace tan bien que necesita bastante tiempo para recordar dónde y cómo se escondió a sí mismo. Pero esto justamente lo más divertido, justo lo que quería hacer. No se quiere encontrar a sí mismo demasiado rápido, porque eso le quitaría la gracia al juego. Es por esto que es tan difícil para ti y para mi darnos cuenta de que somos Dios disfrazado haciendo ver que no es el mismo. Pero cuando el juego ha durado suficiente, todos nos despertaremos, dejaremos de fingir, y recordaremos que somos todos un único yo, el "Dios" que es todo lo que existe y que vive por siempre.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres